El titular de la cartera de Turismo de Misiones consideró que este fin de semana de visitas familiares por el Día del Padre, “será una buena prueba para seguir evaluando el comportamiento ciudadano que nos permita próximas aperturas de actividades en donde se incluya al turismo”.

 

 

 

José María Arrúa participó de los anuncios que hizo el gobernador Oscar Herrera Ahuad de las líneas de créditos para las actividades más afectadas por su inacción durante la pandemia. El turismo, una de las industrias que se transformó en el motor de la economía de la tierra colorada en los últimos años, a partir de visibilizarse un sinfín de atractivos naturales, todavía no tiene luz verde para comenzar a operar con protocolos y por ello, desde el Estado provincial se autorizó financiamiento para afrontar nóminas salariales y obras de adaptación a los requerimientos de bioseguridad necesarios para la “nueva normalidad”.

 

 

Con gran expectativa, las autoridades provinciales monitorearán este fin de semana las visitas familiares por el día del Padre, para evaluar posteriormente la curva epidemiológica del Covid-19 en Misiones. Un primer indicio fue el pasado fin de semana, con feriado puente incluido y hasta el momento, no hay reporte de aumentos considerables de casos de coronavirus. “Son termómetros que se van tomando, por eso es clave, muy importante la responsabilidad social. No podemos poner un policía en cada puerta de las casas. Hay que cumplir los protocolos, que se bajen la aplicación Misiones Digital para que podamos tener el mapeo de cómo está el movimiento en la Provincia y a partir de allí vendrán las próximas aperturas en donde tenemos mucha confianza de que puede estar la actividad turística”, consideró el ministro de Turismo provincial.

 

Arrúa adelantó que “los primeros en volver van a ser las cabañas, los lodges que se reactiven, aquellos que también encuentren una oferta para los misioneros. Los que no lo pueden hacer como el caso de las cadenas internacionales, esperarán un tiempo más. El abanico de empresas y prestadores de servicios de la provincia, la gran mayoría son pymes, empresas familiares que están esperando con mucha expectativa el regreso”.

 

A la espera del visto bueno de los organismos sanitarios, de seguridad y trabajo, el turismo en Misiones “continúa capacitándose, activando los protocolos con cada uno de ellos, haciendo charlas virtuales y viendo de qué manera podemos ir pasando este tiempo para que el día 1 del regreso, estemos bien preparados”, completó Arrúa.

 

 

 

 

 

DG