Tras más de 100 días el Parque Nacional Iguazú volvió a recibir turistas como parte de una prueba piloto de caminatas recreativas por una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo.

 

El Parque Nacional Iguazú reabrió sus puertas este sábado para que los ciudadanos locales puedan realizar una caminata recreativa, rodeados de naturaleza en uno de los atractivos turísticos más importantes del país.

 

En el acto inaugural que comenzó a las 9 de la mañana contó con la presencia del vicegobernador Carlos Arce, el Ministro de Turismo José María Arrúa, el presidente de Iguazú Turismo Ente Municipal (Iturem) Leopoldo Lucas y el intendente de Puerto Iguazú Claudio Filipa.

 

“Somos noticia nacional e internacional, que un parque de las 7 Maravillas Naturales abra sus puertas y con los iguazuences que son los verdaderos protagonistas de esto, que van a disfrutar con la familia”, expresó el Vicegobernador.

 

La primeras familias en ingresar recibieron presentes de manos del Vicegobernador y el intendente de Puerto Iguazú.

La nueva normalidad

 

En el ingreso al Parque toman la temperatura para poder constatar que los visitantes no tengan fiebre. El circuito de la Estación de trenes poseen alcohol en gel que son accionados a través de un pedal.

 

El personal de Iguazú Argentina chequea que los ingresos a los vagones sean de manera ordenada y con distanciamiento social. Cada vez que los turistas abandonan el tren, los mismos son desinfectados siguiendo los estrictos protocolos sanitarios.

 

El uso de barbijo es obligatorio durante todo el trayecto. No se permite hacer picnic o tomar mate.

 

Estará abierto de 9 a 15 horas, los visitantes ingresan en grupos de 50 hasta llegar a las 200 personas.

 

La emoción de volver a Cataratas

 

Las caminatas recreativas son para los ciudadanos de Puerto Iguazú y tienen el objetivo de ofrecer a los iguazuences un paseo distinto, en un lugar mágico y en contacto con la naturaleza. En esta ocasión solo estaba habilitado el circuito superior.

 

Un paisaje distinto, poca gente y la ausencia de los coatíes animales autóctonos que siempre rondaban por los senderos fue lo que más extrañó a los turistas que visitaron hoy las Cataratas. El poco caudal de agua fue otro de los aspectos que resaltaron los visitantes pero de igual modo la alegria de volver a visitar una de las 7 Maravillas del Mundo se podía percibir en la mirada de cada persona que se deslumbraba al ver la majestuosidad del imponente caudal de agua.