Pese a las inclemencias del tiempo, voluntarios del Centro Universitario Adventista de Posadas (CUAP) sirvieron un almuerzo solidario para más de 300 personas del barrio 7 hectáreas de Garupá. Con distanciamiento social, los solidarios cocinaron para las familias más carenciadas y además entregaron libros y donaron ropa.

 

Pese a las inclemencias del tiempo, voluntarios del Centro Universitario Adventista de Posadas (CUAP) sirvieron un almuerzo solidario para más de 300 personas del barrio 7 hectáreas de Garupá. Con distanciamiento social, los solidarios cocinaron para las familias más carenciadas y además entregaron libros y donaron ropa.

 

Con la clara intención de ayudar a los que menos tienen, estudiantes y voluntarios del Centro Universitario Adventista de Posadas, que asisten a  la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cocinaron, donaron abrigos y además entregaron libros y mercaderías para los vecinos de la zona.

 

Según precisaron sus organizadores, la iniciativa surgió para ayudar a los que menos tienen y que son los más afectados por la pandemia del Coronavirus. Desde las 8 de la mañana, cuando lloviznaba en gran parte de la provincia, cerca de 50 voluntarios se hicieron presente para cocinar un guiso de arroz. 

 

 

Además, la idea era comenzar con las obras en el predio que han recibido por parte de una donación y así evitar que desconocidos usurpen el lugar. En ese marco, los estudiantes misioneros decidieron marcar el terreno  y a su vez brindarles un almuerzo solidario a los vecinos.

La gente de la iglesia y los que no son se coparon y las donaciones sobraron. Lo que sobre vamos a dejar para la gente”, comentó Bruno Cardozo, voluntario.

 

Asimismo, Cardozo precisó que han clasificado las ropas para donar, donde previamente han puesto a lavar para entregar a los más necesitados del barrio 7 hectares.

 

La idea era hacerlo esto como prueba y luego ver la posibilidad de poder seguir haciéndolo. Lo que sobró lo repartimos a la gente”, indicó Bruno Cardozo.

 

Al no poder reunirse en la iglesia adventista, debido a la pandemia del covid-19, los voluntarios comenzaron con las obras de lo que será el próximo instituto adventista con nivel inicial y primario.