María Cristina Guillan, miembro fundadora de la Asociación Civil Defender la Vida, visitó los estudios de Misiones Online TV en marco de una nueva conmemoración por el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, establecido el 10 de septiembre por la Organización Mundial de la Salud. Brindó además información sobre el trabajo que realizan desde el organismo y señaló que el objetivo es generar una red de ayuda en todo Misiones.


Mañana, 10 de septiembre, se conmemora el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, fecha establecida desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). En sintonía, María Cristina Guillan, miembro fundadora de la Asociación Civil Defender la Vida, indicó en diálogo con Misiones Online que vienen desarrollando diversos trabajos con respecto a la temática desde el año 2005.

 

suicidio

María Cristina Guillan.

 

Abordamos tres ejes: prevención, contención y postvención. En prevención damos charlas, capacitaciones y talleres dirigidas principalmente a instituciones educativas y de salud. En contención y orientación, acompañamos a los familiares de las personas que están atravesando una crisis vital, y en la última, la postvención -cuando ya ha habido un suicidio- acompañamos en el duelo y facilitamos la palabra frente al silencio que impone un hecho como este”, explicó.

 

Según especificó, para el tratamiento del suicidio -cuyos motivos son multifactoriales- se necesita un abordaje multidisciplinario: “Tratarlo no le corresponde sólamente a una disciplina, ya que existen factores biológicos, psicológicos, sociales y culturales. Lo primero que hacemos es revisar nuestras creencias, ya que existen muchos mitos alrededor del suicidio: como creemos, actuamos”.


Prevención del suicidio: recurrir al Sistema de Salud

 

Nosotros -desde la Asociación- acompañamos y contenemos al entorno, pero la persona que se encuentra en crisis tiene que ser atendida por el Sistema de Salud. En la recorrida de nuestro largo camino, visitamos varias ciudades de Misiones con el objetivo de formar redes locales: eso es algo fundamental. Queremos dejar instalado esto para que las personas conozcan sobre el tema”, precisó.

 

Visibilizar hace que sea posible conocer cómo actuar frente a estas cuestiones. “El suicidio es un proceso, es decir que se va construyendo: ahí es donde se trabaja en la prevención. No puede evitarse, pero sí prevenirse porque hay conductas visibles -o no-. Se puede trabajar en prevención no solamente para conocer las señales, sino que además para advertir conductas previas y así lograr que la persona no comience a transitar ese proceso que lo podría llevar al suicidio”, manifestó.


Prevención del suicidio: la situación en tiempos de pandemia

 

Consultada sobre si a raíz del confinamiento, producto de la pandemia de Covid-19, podrían incrementarse estos casos, señaló que existen factores impuestos por la cuarentena y situaciones socio-ambientales “muy estresantes” que significan un mayor riesgo en aquellas personas que ya venían transitando este proceso.

 

El acceso al Sistema de Salud, donde ahora están abocados al tema del coronavirus, es mucho más restringido. Es común que las personas, por otra parte, cuando se le invite a visitar a un profesional de la salud mental manifieste que ‘no estoy loco’, entonces hay que trabajar mucho y romper ese paradigma”, dijo Guillan.

 

suicidio


El tratamiento del suicidio en los medios de comunicación

 

Aparte de informar, los medios de comunicación también son agentes preventivos. Hay un protocolo establecido por la Organización Mundial de la Salud, pero siempre en alguna parte de la nota es necesario facilitar a dónde puede recurrir la persona que está atravesando una crisis vital”, apuntó.

 

Más de 50 investigaciones en todo el mundo han encontrado que ciertos tipos de cobertura de noticias pueden incrementar la probabilidad de suicidio en los individuos vulnerables. El riesgo de suicidios adicionales aumenta cuando el relato describe explícitamente el método de suicidio, cuando se usan titulares gráficos y/o imágenes dramáticos, y cuando la cobertura repetida y/o extensa sensacionaliza o idealiza la muerte.

 

Cubrir el suicidio de forma cuidadosa, aún brevemente, puede cambiar las percepciones erróneas y corregir mitos, lo cual puede animar a aquellos que son vulnerables o están en riesgo a que salgan en busca de alguna ayuda.

 

En este tipo de notas, inclusive, pueden ayudar a reducir el riesgo con mensajes y enlaces hacia servicios de tratamiento, identificar señales de advertencia o adjuntar líneas de ayuda telefónica. Se pueden sumar historias de esperanza y recuperación, información acerca de cómo superar pensamientos suicidas y aumentar las habilidades para enfrentarlos.