En su primera entrevista tras jurar como el primer ministro de Cambio Climático de América Latina, Patricio Lombardi adelantó los ejes de su gestión. “Comunicar es la base porque no es fácil explicar qué es Cambio Climático, porque muchos te dicen ´hacé que llueva´”. Adelantó que la meta es “salir a buscar dinero para que el misionero no tenga que pagar por proteger la selva que le está dando oxígeno al planeta”.

 

 

De ser el último rápidamente pasó a ser el primero. Patricio Lombardi, funcionario de extenso currículum que en la última etapa de la gestión de Hugo Passalacqua y fundamentalmente en la actual de Herrera Ahuad se convirtió en el subsecretario de Relaciones Exteriores de Misiones, “era una de las pocas provincias que no tenía esa cartera”; juró en el mediodía de este jueves como el primer ministro de Cambio Climático de América Latina.

 

Es una enorme responsabilidad, compromiso con una problemática mundial, pensando siempre en lo local y encarando un trabajo muy transversal”, declaró en su primera entrevista desde que se oficializó su nombramiento.

 

Integrante de la fundación R21, un espacio para pensar el cambio ambiental global y como ladero de un ícono de esa causa, el ex Soda Stereo Charly Alberti, Lombardi justificó que Misiones “es la primera provincia que tiene un ministerio de Cambio Climático en toda la Argentina y en América Latina y fueron expertos de Naciones Unidas los que me hicieron notar desde muy temprano que tenemos ese privilegio”.

 

Desde que el proyecto de Carlos Rovira se materializó en ley en la Legislatura misionera, para darle rango de ministerio al Cambio Climático, los alcances de la flamante norma son ilimitados. Es allí, donde el designado ministro ya trazó un eje fundamental para comenzar a operar en la nueva cartera.

 

 

“Comunicación, crear conciencia, buenas prácticas. Me quiero sentar con todos, ir a las escuelas, juntarme con los ministros, porque mi tarea es profundamente transversal. No es fácil explicar lo del Cambio Climático porque lo primero que te dicen es ´hacé que llueva´”. Mientras que la cuestión de fondo está emparentada con “ponerle valor a la biodiversidad y salir a los organismos internacionales, a las petroleras a decirles que tenemos para aportarle oxígeno, este pulmón de la Argentina que está en Misiones”.

 

 

“La meta es salir a buscar dinero para que el misionero no tenga que pagar por proteger esa selva. Porque esa selva le da oxígeno puro a todo el planeta. Voy a intentar a que me reconozcan eso”, lanzó Lombardi.

 

Rodeados por la soja

 

El dato certero que hace rato pregona el gobierno de Misiones e incluso lo incluye en la lista de reclamos a la Nación entre las recomposiciones históricas, habla del 52% de la biodiversidad de la Argentina, en poder de los misioneros.

 

“En la primera semana de febrero tuve la oportunidad de acompañar al gobernador a la residencia del Papa a Santa Marta, a una reunión privada con su Santidad y cuando Oscar Herrera Ahuad le mostró mapas satelitales de Misiones y ahí vio que tenemos un manchón verde y cuando se observa hacia Paraguay y Brasil se nota un color antinatural y es por la soja”, relató Lombardi.

 

Mientras en países limítrofes sacan rédito económico de la soja y Misiones apuesta a la preservación, el daño ambiental se acrecienta. “Nuestros vecinos plantan soja y eso trae un montón de complicaciones. Porque para plantar eso tuvieron que talar árboles y una vez que creció la soja, va glifosato arriba, dañando el suelo, las napas. Y si cae una lluvia ahí el agua va al río Paraná y lo ensucia con glifosato. En cambio, cuando cae lluvia en Misiones y va al río Paraná, le estamos aportando agua limpia”, ejemplificó.

 

Qué dice la ley de cambio climático por la cual se creó en Misiones el primer ministerio en América Latina

 

Lombardi, que ocupó cargos ejecutivos y vinculados a la diplomacia en Estados Unidos y otros países, vinculó la problemática del ambiente con el impacto que está generando el coronavirus.

 

“La relación entre el coronavirus y el ambiente es la misma, porque le estamos metiendo mano al planeta. Acabamos de pasar en agosto los recursos que eran para todo el año 2020. Es como cuando uno usa la tarjeta de crédito que va pagando el monto mínimo y al quinto mes el banco te dice ´hasta acá llegaste´. Con el ambiente eso no ocurre, porque seguimos y seguimos gastando, total que lo paguen generaciones que vienen”, enfatizó.

 

Productora de oxígeno

 

Que Misiones se ubique a la vanguardia mundial en políticas ambientales, tiene una relación directa con la economía. “Argentina es un país deudor si hablamos de economía porque le debemos a un montón de gente, organismos multilaterales, fondos, bancos de todos lados. Pero en materia ambiental, Misiones es acreedora, no deudora. Producimos oxígeno”, dijo el ministro.

 

La gestión apuntará a “crear mecanismos para que nos compensen por el us del oxígeno. Hay muchos países muy ricos, árabes por ejemplo que, con la extracción de petróleo y el gas, contaminan el planeta. Ellos son ricos en dinero y pobres en cuestiones ambientales”, agregó.

 

“Ya estamos hablando con el área de medio ambiente de Naciones Unidas en las herramientas para ponerle el valor a la biodiversidad”

 

Su amor por el ambiente

 

Un cambio de hábito y el encuentro con el ex baterista de la icónica banda de rock quedaron marcado a fuego en la vida de Patricio Lombardi. “Hace 32 años atrás decidí convertirme en vegetariano y desde allí comencé a relacionarme con el medio ambiente. Viví un tiempo afuera del país y conocí a Charly Alberti con quien comparto esta causa ambiental hace 15 años y creamos una fundación”.

 

Carlos Rovira es el autor de la ley que creó el ministerio de Cambio Climático

 

También recordó un paso por la provincia en 2008, “cuando vinimos a dar una charla en el Centro del Conocimiento tras el reciente cierre de Soda Stereo y todas las preguntas que respondió Charly, ninguna tuvo relación con la banda de rock. Fueron dos horas de una tertulia exclusiva sobre ambiente. Eso también significó un click”.

 

Elogió la visión de Carlos Rovira, “porque esa misma noche, después de la exposición en el Centro del Conocimiento, cenamos con él y abrazamos junto a Charly Alberti la ley de juramento ambiental”.

 

“Y llegó la idea hasta el Papa, que se lo comentó a Fabiola Yañez, la primera dama y hace dos semanas atrás, el propio Alberto Fernández admitió en una reunión de gabinete que en Misiones hay una ley de cambio climático y ahora quiere que sea nacional”, aportó Lombardi.

 

“En materia ambiental Misiones es líder y no somos deudores sino acreedores y todas las leyes que se crearon en la Cámara de Diputados son de avanzada”.

 

 

Gabinete de mujeres

 

Consultado acerca de la conformación de su equipo de trabajo, Patricio Lombardi, el flamante ministro de Cambio Climático reveló que la propuesta que elevó es trabajar con mujeres.

 

“Yo soy entrenador de hockey y en el 2008 comencé a dar clases en Puerto Iguazú. Reunimos a 200 chicas entre 4 y 35 años. Me siento muy cómodo trabajando con mujeres”. También mencionó que “durante mucho tiempo trabajé con Viviana Rovira, escucho mucho a mi mujer Victoria que siempre me trae una parte muy sensible y la debería escuchar mucho más”.

 

“Me gustaría que en su gran mayoría sean mujeres, que yo sea el único hombre en el Ministerio”

 

Su vínculo con Misiones

 

Patricio Lombardi relató los tres aspectos que lo vinculan desde siempre con la provincia, a pesar de que no nació en la tierra colorada. “Siempre tuve familia acá, mi tío falleció hace unos años y la primera vez que volé en un avión sólo, fue a los 9 años cuando mi papá me embarcó en Buenos Aires y mi tío me recibió en Posadas y para mí esto es familia”.

 

Repitió que “cuando vine con Charly Alberti armamos Revolución 21 pero con la premisa de que tenga una filial acá en Misiones”. Y “la frutilla del postre es que mi mujer, Victoria, es misionera”.

 

Vivió en Estados Unidos, Japón, Alemania y por sus tareas vinculadas a la diplomacia, recorrió todo el mundo, pero hace años que vive en Puerto Iguazú. “Estoy enamorado de esta provincia, que en materia ambiental es pionera, ya por la creación del ministerio de Ecología hace 30 años, con políticas de Estado y liderazgo”.