Comprar por internet y hacer transacciones bancarias desde Homebanking se volvió algo normal entre los consumidores de todo tipo de productos. Sin embargo las estafas y el cibercrimen están en aumento, generando débitos automáticos, transacción de préstamos y obteniendo datos personales o bancarios para afectar y dañar a los consumidores.

 

En declaraciones a Misiones Online, Alejandro Garzón Maceda, titular del área de Defensa al Consumidor de la provincia explicó los riesgos que hay en realizar compras online y los cuidados principales que deben tener los consumidores para no caer en estafas.

 

Las compras en internet aumentaron durante la cuarentana por coronavirus y es importante chequear que el sitio de compra sea oficial antes de finalizar la operación. “Las compras por internet siempre tiene que hacerse desde el sitio oficial y negocios conocidos. Pero muchas veces la publicidad entra por un sitio conocido pero la compra la derivan a sitios desconocidos. Tenemos que garantizarnos cuando compramos que la compra se hace en ese sitio y que quien nos vende es la misma persona”, explicó Alejandro Garzón Maceda.

 

Otra problemática recurrente son los débitos automáticos en cuentas bancarias. “Los consumidores tienen el derecho a denunciar que no efectuó ese debito y lo tiene que hacer ante la entidad bancaria o a la tarjeta de crédito”, dijo. Además aseguro que los bancos y las empresas de tarjetas de crédito tienen la obligación de recibir los reclamos de sus clientes y proporcionarles una solución.

 

“El banco tiene que suspender el descuento de la caja de ahorro, tiene que pide la reversa para recuperar el dinero y se lo vuelve a depositar en la cuenta del cliente. Es obligación del banco aceptar todos los reclamos”, explicó.

 

Defensa al Consumidor recibe denuncias de ciberdelito de manera constante pero el 90% de ellas se resolvieron de manera favorable para el consumidor. “Los bancos están entendiendo estas cuestiones y no se tiene que desligar de su responsabilidad”.

 

Quienes navegan en internet muchas veces completaron planillas con información personal o bancaria. Es por eso Garzón Maceda dejó en claro que la mejor solución para no sufrir estafas online es no dar datos personales y mucho menos el CBU. “Para que alguien pueda utilizar mi CBU y efectuarme un debito yo tengo que facilitarlos consiente o inconscientemente. Por eso no hay que familiar datos de ningún tipo nunca”, indicó.

 

“Si los consumidores tiene alguno de estos problemas tiene que hacer la denuncia en el banco y después venir a defensa al consumidor con todos los datos y ver si se puede hacer una denuncia por estafa”, expresó y recordó los horarios de atención de lunes a viernes de 7 a 12 y por la tarde lunes a jueves de 14 a 17 en las oficinas ubicadas sobre Avenida Mitre casi Junín.