Finalizaron las pruebas y este lunes el ente comenzará a trabajar en el histórico edificio remodelado, ubicado en la esquina de la calle Buenos Aires y la avenida Roque Pérez, en Posadas. “Hay que dejar claro que fue una decisión del poder político a partir del pedido, y más que nada el anhelo, que tenía todo el Tribunal de Cuentas de tener un edificio propio donde pudiera concentrar su tarea”, afirmó Fabiola Bianco, titular del organismo.

 

A partir de este lunes, el Tribunal de Cuentas comenzará a funcionar en su nuevo edificio, ubicado en una vieja casona, declarada como Patrimonio Histórico de Misiones, que fue remodelada para convertirse en un edificio inteligente. En ese sentido, esta semana finalizó la instalación del sistema de luminarias que funcionará a través de la domótica, es decir, que las luces se encenderán desde una tablet o teléfono celular y se eliminarán los botones de encendido y apagado.

 

Su presidenta, Fabiola Bianco, destacó que desde el gobierno provincial se tomara en cuenta el pedido de toda la repartición, de contar con un espacio físico que concentre todas sus áreas, que funcionaban en tres lugares diferentes y resaltó el concepto de Estado presente, donde el uso de la tecnología es fundamental. “Se busca la eficiencia de todos sus estamentos y en esa eficiencia la, incorporación de tecnología es fundamental. La transparencia tiene que estar atada siempre como valor superior. La digitalización a nosotros nos va permitir un control más inmediato, más rápido, con otra dinámica”, afirmó durante una entrevista televisiva.

 

Bianco añadió que el edificio tiene como particularidad, la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente, por ejemplo, con el uso de parasoles especialmente diseñados. “Las cortinas se manejan a través de la domótica que permiten, que, a través de una tablet, uno pueda bajar y subir las cortinas, prender y apagar las luces, prender los aires acondicionados. No hay botón de luz, los aires llegan a la temperatura que es la adecuada y se establecen. Se puede apagar por pisos y sector”, describió la funcionaria.

 

En ese sentido, recordó que el concepto de edificio sustentable está ligado a la tecnología, que abastece y optimiza los recursos de la nueva construcción. “Tiene esos condimentos, primero el respeto del casco histórico que es fundamental y la incorporación de toda esta tecnología. Para entrar tenemos molinetes, la persona que ingresa se registra a través de molinetes”, ejemplificó.

 

Además, el edificio no tendrá oficinas, sino que tendrá plantas abiertas en sus 11 pisos, sin paredes internas, lo que brindará otra dinámica al trabajo. “El diseño fue de Daniel Cella. La recuperación de la parte histórica, del mármol de la escalera, los hierros, el vidrio biselado estaba ahí, tapado”, recordó.