Si bien Misiones venía trabajando desde hace algunos años en la capacitación e incursión en nuevas estrategias educativas, como es el caso del “aula invertida” y la utilización de plataformas virtuales como la  “Guacurarí”, este año en particular con la necesidad de que los maestros y profesores brinden educación virtual, el proceso se agilizó y amplió para llegar a más profesionales. Con el trabajo desde distintas áreas se llegó a cuatro mil docentes misioneros.