El consorcio suma clientes del ámbito privado

Además de abastecer con indumentaria al INYM y al sistema de salud, la ministra de Trabajo, Silvana Giménez, confió que “hay una empresa privada que nos pidió la fabricación de 1000 camisas”. Las tareas se distribuyen en partes iguales entre todas las cooperativas.
RC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts