“Los jóvenes tienen que luchar por sus sueños, hay que tener constancia para llegar a Primera División”, expresó Jorge De Olivera, arquero de Platense

 

Atajar en una serie de definiciones penales. Convertir el gol que le dé el ascenso a la Primera División. Y ser el primer arquero profesional con chances de disputar la máxima categoría del básquet nacional hace que Jorge De Olivera sea un referente del deporte en Misiones. Este jueves, el Concejo Deliberante de Posadas le entregó un reconocimiento por su trayectoria.

 

Oriundo de Posadas, el guardametas emigró muy joven de la tierra colorada con el objetivo de llegar a Primera División. En primer lugar, apareció Vélez Sarsfield en su vida, luego Nueva Chicago, luego pasó por Racing Club, Rubio Ñu, Cobreloa, entre otros. Pero en el 2017 arribó a Platense y su vida futbolística cambió para siempre.

 

En el 2017, el “Calamar” estaba en la B Metropolitana y el misionero fue fundamental en los dos ascensos que logró la institución de Vicente López. El arquero fue fundamental en la serie de penales ante Estudiantes atajando un penal y convirtiendo el gol que decretó el ascenso a la Primera División.

 

Este jueves en horas de la mañana, el Concejo Deliberante entregó un reconocimiento al arquero por su extensa trayectoria en el fútbol argentino.  “En lo personal esto me pone muy feliz porque demuestra que todo el sacrificio que uno viene haciendo tiene su premio. Estoy orgulloso de llevar los colores de Posadas, de Misiones todos los partidos”, sostuvo el misionero en diálogo con Misiones OnLine TV.

 

Al respecto de su retorno a la Primera División, Jorge expresó “no tuvimos tiempo para preparar en tiempos ideales el campeonato de primera, igual pudimos estar a la altura y cumplir con el objetivo que era estar por encima de los 1000 en los promedios. En el próximo torneo también esperemos estar a la altura”, dijo.

 

“A nivel personal nunca me imaginé de todo lo que vengo logrando en el club. Entrar en la historia del club por ser el arquero con más tiempo sin que le conviertan goles. Estas cosas generan compromiso para seguir buscando cosas por delante”, expresó el ex jugador de Guaraní Antonio Franco.

 

En la actual temporada, ante Rosario Central, Jorge De Olivera se convirtió en el primer arquero de Platense en meter un gol en Primera División. “Todavía no tomo la dimensión, se dio justo que soy el primer arquero de la institución en convertir un gol. La verdad que estoy feliz”, comentó el arquero que anotó el 3-1 ante el “Canalla”.

 

Cuando arribó a la intuición “marrón” el que era presidente de la institución le prometió que si ascendía iba tener minutos en la Liga Nacional de básquet. Pero claro… Jorge ascendió en dos oportunidades y espera con ansias su debut en la elite del básquet argentino.

 

No debería haber problemas para que se pueda concretar el deseo del arquero. Platense disputa la Liga Nacional y la altura no debería ser un problema para el guardametas. “La gente del club sabe mi amor por el básquet”, comenzó diciendo sobre la anécdota con el presidente del club Calamar.

 

Charlando en un partido le dije a Fernando Wendt (vicepresidente del club) que si ascendemos que me de unos minutos en el equipo de básquet. Nos dimos la mano como unos caballeros. Ya quisimos hacerlo pero no se dio, seguramente para fin de año vamos a hacerlo, será cuestión de tiempo”, comentó ilusionado con debutar Platense, pero en el básquet.

 

“Platense es la frutilla del postre en mi carrera”

 

Jugó en Racing, Guaraní Antonio Franco, Cobreloa, Nueva Chicago, Aldosivi pero Platense se convirtió en la “frutilla del postre” de su carrera. Actualmente, el misionero es el líder del plantel calamar y tiene contrato hasta diciembre del 2022. Atajará hasta los 40 años… todo un pibe.

 

“El club hace que  valga la pena todo el esfuerzo de chico.  Platense es la frutilla del postre de mi carrera”, añadió Jorge De Olivera.

 

Si bien tiene 38 años y un extenso recorrido por el fútbol, Jorge todavía siente nervios en los partidos. “Los cosquilleo están en todos los partidos, si ya no lo sientes hay que hacerse a un costado. Hemos jugado con River, San Lorenzo y esos equipos te demandan concentración pero terminas disfrutando”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts