El subsecretario de Articulación Federal del Ministerio de Salud de la Nación, José “Pepe” Guccione, habló con Radio Libertad acerca de la situación a nivel nacional y provincial. Pidió que la gente tome conciencia para evitar el mismo nivel de contagio que en Italia, que en nuestro país sería insostenible.

 

En Buenos Aires se terminaron obras de hospitales y se están construyendo otros de contingencia para así estar preparados para lo que se espera será el punto más alto de contagio a fines de abril y principios de mayo. La idea es actuar tempranamente, el país está preparado, pero no hay que tomarse a la ligera la situación, en Italia la tasa de infección llegó a ser del 60% de la población, de los cuales el 80% fueron gripes y síntomas leves, del 20% restante que son casos más serios que requieren internación, el 5% necesitan terapia con respiradores. Si estos números los volcamos a nuestro país sería una cantidad insostenible para para nuestro sistema sanitario, por eso se busca prevenir antes que la curva de contagio se eleve exponencialmente.

 

“En el mejor de los casos la situación se extenderá hasta fines de mayo, pero es una estimación que fluctúa día a día” expresó el ex titular del ministerio de salud de la provincia. La semana que viene se pondrá en marcha un plan de vacunación contra la gripe para poder así descartar casos sospechosos, especialmente en los grupos de riesgo como los mayores y personas que tengan el sistema inmunológico deprimido. Destacó también que quienes deben usar barbijo son los que estuvieron en contacto con situaciones peligrosas o presentan algún tipo de síntomas.

 

Para la provincia, el planteo epidemiológico que se hace es intentar ampliar la cantidad de camas en los distintos puntos de atención sanitaria. en el caso del hospital de fátima se planea duplicar la cantidad de camas adaptadas para tratar pacientes de esta índole. No se recomienda acudir al hospital, para cualquier consulta que sea ajena a la emergencia epidemiológica se debería intentar ir a los demás centros de salud como el del barrio A4, Fátima, Itaembe Guazú, Candelaria o el Hospital Favaloro.