El Gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, participó este viernes 1° de mayo de la apertura de sesiones en la Legislatura misionera.

 

 

El discurso completo: 

En primer lugar, quiero agradecer a Dios por darnos este momento para compartir el acto inaugural de la asamblea legislativa 2020 aunque esta vez lo vamos a celebrar de una manera especial.

Señor Presidente de la Cámara de Representantes, Ing. Carlos E. Rovira, Señor Vicegobernador de la provincia, diputados provinciales, legisladores nacionales, poder judicial, presidente del superior tribunal de justicia, intendentes, fuerzas de seguridad de la provincia y de la nación, pueblo de Misiones, Buenos días a todos.

Vengo a honrar el compromiso establecido por nuestra Constitución Provincial de presentar el estado de la gestión en un tiempo signado por circunstancias extraordinarias en el mundo. En este contexto quiero agradecer el acompañamiento permanente y la gestión incansable en un ambiente de concordia y solidaridad, facilitado por el liderazgo de nuestro conductor, Ing. Carlos E. Rovira.

Hoy nos toca vivir circunstancias muy difíciles. Estamos ante la presencia de una pandemia que está marcando a fuego el destino de nuestra humanidad. Miramos al mundo con asombro y estupor sin comprender aún los alcances reales de este fenómeno que ataca no solo nuestra salud sino también a nuestra economía, pero sobre todo los principios básicos que tenemos los seres humanos de organizarnos en comunidad. Hoy me encuentro aquí, en estas épocas inciertas  con la obligación de recordarles a todos los misioneros, que siempre pero siempre, hemos estado a la altura de las dificultades y hemos salido fortalecidos de las mismas.

Es tradición en este discurso inaugural enumerar todos los logros de nuestra gestión en materia de economía, infraestructura, emprendimientos. Pero es indudable que hoy la realidad nos demanda menos inventario y más acción. En este discurso voy a hablarles como misionero, como un argentino que ama a su tierra y a su patria. En estos tiempos difíciles, y no me canso de repetirlo, necesitamos que nos hablemos desde el corazón.

No obstante, brindaremos el detalle pormenorizado de las obras y acciones de gobierno, de todo lo que venimos haciendo, que estará en un apartado especial en la pagina web del gobierno provincial.

Somos una provincia con un futuro lleno de esperanza, y es por eso que quiero aprovechar este valioso tiempo para reflexionar sobre cómo los misioneros afrontaremos los problemas que esta vez se nos presentan: hoy sin lugar a dudas, tenemos enfrente obstáculos de proporciones históricas.

Pero quiero decirles que todos nosotros contamos con un refugio, con una protección que nos va a permitir transitar esta difícil realidad de la mejor manera. Nuestra protección son las políticas públicas implementadas por este Gobierno, con las bases sólidas y fundacionales del Frente Renovador las que hoy nos permiten afrontar en las mejores condiciones los desafíos de una pandemia que no tiene miramientos.  La renovación pone en el centro de sus acciones siempre primero el bienestar del pueblo misionero.

Misiones es una tierra bendecida, somos solidarios y respetuosos del medio ambiente, somos pujantes, e innovadores. Aseguramos a nuestra población el acceso a la salud universal de calidad en igualdad de oportunidades, así como a una educación disruptiva e igualitaria. Promovemos la soberanía alimentaria, en un equilibrio armónico entre la producción y el cuidado del medio ambiente.

Sin embargo, el marco actual es una situación social y económica compleja. Por un lado, la economía argentina se encuentra desde hace algunos años en recesión con todo lo que esto conlleva a las economías regionales y por el otro, los efectos de esta pandemia que nos impone un aislamiento obligatorio que trae aparejado un fuerte impacto en pequeñas y medianas empresas cuyas actividades no son consideradas esenciales.

Una de las prioridades -ante la pérdida del poder adquisitivo y los ingresos de nuestros ciudadanos- es el tema alimentario, en este punto hemos garantizado el derecho a la alimentación de la población en situación de vulnerabilidad a través del Programa de Emergencia Alimentaria y Nutricional.

Estamos coordinando activamente con los 76 municipios la entrega de recursos financieros y vales de compra para alimentos frescos comercializados en las ferias francas. Aseguramos los recursos para asistir a las familias tareferas y estamos fortaleciendo comedores escolares y merenderos en toda la Provincia.

Focalizamos como parte de la seguridad alimentaria a las cocinas centralizadas en diferentes lugares de la provincia con asistencia directa de asociaciones civiles, hogares convivenciales, de ancianos, niños y adolescentes.

Entendemos que la atención integral de la niñez y de la adolescencia es un eje fundamental en nuestras políticas públicas. Así es que continuamos trabajando en la creación de los espacios de primera infancia, guarderías y centros de desarrollo infantil.

Como siempre hemos priorizado a la salud como una política de Estado que trascurrió transversal a todos los mandatos desde el 2003 a la fecha, con un cambio de paradigma que fue ir de la salud a la enfermedad.

Tomamos la oportuna decisión de invertir con criterio científico en recursos humanos calificados y tecnología, lo que nos permitió construir un sistema sanitario sólido, universal, de igualdad de acceso para todos los misioneros y gracias al cual hoy nos encontramos en mejores condiciones para afrontar esta pandemia. A lo largo de estos años nuestra experiencia nos permitió tomar decisiones con anticipación.

Decretamos la emergencia sanitaria por dengue y coronavirus, suspendimos las clases de manera presencial, suspendimos todos los actos de aglomeración de personas e iniciamos el camino del aislamiento voluntario antes que se tomara esa misma medida con carácter obligatorio a nivel nacional.

El sistema de salud de Misiones se ha adelantado a una situación compleja que hoy aqueja al mundo entero. Los países con tecnología avanzada y con sistemas sanitarios más robustos se han visto colapsados por las víctimas de la pandemia de Coronavirus.

Los misioneros hemos apostado a la innovación y a la salud de nuestra población con inversión en infraestructura, modernización, recursos humanos y seguridad para nuestros trabajadores y trabajadoras de la salud.

Afrontamos la epidemia de dengue que se suma al desafío actual asignando recursos humanos, técnicos y financieros. No quiero dejar de destacar, una vez más, la valiosa acción conjunta y sincronizada con los 76 intendentes que nos acompañan para hacer frente a este flagelo.

Sumamos mayor tecnología y capacidad de resolución para realizar los diagnósticos de coronavirus en la Provincia, constituyéndonos en el primer laboratorio con reactivos y con posibilidad de realizar los tests en el interior de la Argentina, lo que llevó justamente a tener capacidad resolutiva de diagnóstico en menos de 5 horas.

Esta autonomía en la capacidad de diagnóstico financiada enteramente con recursos provinciales nos permite reducir el tiempo, optimizar los recursos y ser eficientes en la búsqueda de las personas que tienen contacto directo con los enfermos.

Continuamos con la inversión en materia de infraestructura hospitalaria, superando los $1.000 millones de inversión provincial. Avanzamos con la construcción de los hospitales de Jardín América y de Puerto Rico, además ya se encuentra operativo el nuevo hospital de San Vicente habilitado para ser soporte de pacientes con coronavirus y próximos a inaugurarse tenemos al de San Antonio, Santo Pipó y Capioví.

Asimismo, ampliamos el hospital SAMIC de Eldorado, que sumamos al Hospital de Wanda, Concepción de la Sierra, Itaembé Guazú, Colonia Victoria, ampliación del Hospital René Favaloro de Posadas con incorporación de tecnología y alta complejidad en los hospitales Nuestra Señora de Fátima y Materno Neonatal.

Pasando a otro tema altamente relacionado con la salud: El deporte no sólo cuenta con una innegable capacidad preventiva de enfermedades, sino que además será un complemento esencial en la salida de este aislamiento. Continuaremos con las acciones que lleva adelante la Provincia desde las políticas deportivas inclusivas, estimulando a la población a su práctica en todas las edades.

Las actividades deportivas para personas con discapacidad continúan entre nuestras prioridades. Considerando que se realizan en los clubes e instituciones que fueron afectadas por la pandemia, generamos los mecanismos de acompañamiento para dar respuesta a sus necesidades más urgentes.

En el mes de Febrero de este año, fui invitado por Su Santidad para compartir el compromiso de nuestra Provincia con el Laudato Si. Acorde a las palabras del Papa Francisco, los misioneros trabajamos en el cuidado del medioambiente. Es donde vivimos, es la casa que Dios que nos dio y debemos cuidarla. Está en nuestra forma de ser el vivir en comunión con la naturaleza, aprovechando sus recursos y cuidándola de la depredación. Lo dijo el Santo Padre: el planeta nos está diciendo que tenemos que detener las prácticas que destruyen el medio ambiente.

De lo contrario, el desequilibrio será voraz. Nuestro desarrollo productivo, científico y tecnológico está diseñado para cuidar del planeta: somos la Capital Nacional de la Biodiversidad, y honramos nuestro nombre con la misión de seguir cuidando del medioambiente.

Contamos dentro de nuestros activos institucionales con el Instituto Misionero de Biodiversidad, al que consideramos un núcleo estratégico, científico, tecnológico, integrado al ámbito educativo, social, cultural, y económico para el uso sustentable del patrimonio natural de la Provincia de Misiones.

Investigamos junto al Instituto Curie de Francia y a la Fundación Garrahan de Buenos Aires para llevar adelante proyectos de investigación translacional que nos permitirán contar con biobancos, que son bibliotecas que permiten colectar y resguardar el material viviente de estudio.

 

Tenemos en nuestra economía la lanza de Andresito: un puntal que nos va a permitir resurgir con crecimiento del ataque del coronavirus, del dengue y la recesión. Nuestras chacras, en su lazo estrecho con el medioambiente, siguen produciendo: en nuestros grandes espacios al aire libre nos sentimos seguros y tenemos todos los cuidados para seguir trabajando, para sacar adelante a la provincia.

Dada la emergencia alimentaria y sanitaria, hemos demostrado ser uno de los pilares del sistema productivo de nuestro país. Los misioneros pueden estar tranquilos que siempre tendrán alimento de calidad en la mesa y ese alimento será producto de nuestra tierra.

Más de 30.000 familias agricultoras tomando las medidas de seguridad sanitarias, con trabajo, esfuerzo, entrega y solidaridad han seguido produciendo frutas, verduras, carnes, panificados entre otros productos de calidad, evitando el desabastecimiento. y garantizando alimentos a las familias misioneras.

Continuamos con el Programa de Producción Agroecológica Misionera y el programa “Plantá Alimentos” y “Semillas Nativas” cuyo objetivo es preservar estas prácticas ancestrales como el intercambio y la conservación de las semillas nativas y criollas.

En las ferias francas de nuestra Provincia los más de 1.500 feriantes alimentan a más de medio millón de misioneros. Solamente en este tiempo, más de 250.000 personas concurren a los predios de Posadas y Oberá.

En el marco de la ayuda y acompañamiento a nuestros productores como eje del proyecto misionerista trabajamos con el Fondo de Crédito Misiones para abordar una línea de crédito por $100 millones para toda la agricultura familiar.

Somos la Provincia con mayor nivel de industrialización del NEA en lo que refiere al desarrollo de sus cadenas de valor en el sector agroalimentario e industria. La política agroindustrial apuntala el agregado de valor en origen generando una dinámica de crecimiento con desarrollo al interior de la Provincia y asegurando un mayor valor al productor.

Acompañamos en un trabajo coordinado con organismos nacionales las políticas sobre la producción de la yerba mate. Pusimos en marcha un fondo de $100 millones para todas las Cooperativas de la Provincia lo que ayudó y acompañó en un  momento de difícil de acceso al crédito en Argentina.

Mostramos siempre nuestro compromiso con los productores tabacaleros a efectos de lograr el mejor precio del tabaco ayudando y acompañado a los pequeños productores en tiempos donde la actividad no está contemplada como esencial, situación que se ve agravada por la caída a nivel mundial y que pone en riesgo las fuentes de ingresos de más de 14,000 familias misioneras.

En el marco del Plan de Innovación Productiva señalamos la creación y la puesta en marcha del Centro Genético de Misiones donde se desarrolla tecnología e innovación para las diferentes producciones animales así como actividades de capacitación.

Instruí para la zafra 2020 disminuir un 50% de la producción de azúcar para reorientar en esta emergencia la producción de alcohol, triplicando su volumen con el objetivo de llegar a los 750 mil litros teniendo en cuenta el actual contexto, siendo este un insumo esencial para la salud.

Nuestros trabajadores tendrán todo el apoyo en materia de seguridad e inversión para seguir construyendo la provincia, más todavía en este difícil marco en el que las condiciones nos quieren llevar a bajar los brazos. Sepan que tenemos todo para ganar esta batalla: nuestra solidaridad, nuestra fuerza van codo a codo con nuestro amor por el medioambiente, que tanto cuidamos y que no nos va a dejar caer.

El modelo educativo de Misiones es uno de nuestros pilares fundamentales. Incluyendo y proyectándonos hacia el futuro, sabemos que nuestros niños y jóvenes son los que continuarán este camino que hemos emprendido: tradición e innovación.

Hemos apostado por un modelo educativo disruptivo que año tras año incorpora nuevas metodologías de enseñanza y aprendizaje. En este tiempo encontró una gran oportunidad, logrando resultados que están a la vista. Con la inclusión en la plataforma Guacurarí+, superamos las 2 millones de vistas con más de 407 mil usuarios y más de 11 mil descargas de la aplicación en celulares.

Concretamos el anhelo de inaugurar el nuevo edificio de la Escuela Secundaria de Innovación, obra que cambia la estructura de la clase tradicional, generando un ambiente de educación disruptiva y acorde a las exigencias pedagógicas de estos tiempos. Preparamos de esta forma a los estudiantes para que se conviertan en los  protagonistas de la construcción de su futuro.

Nos hemos convertido en referentes nacionales en innovación educativa para lo cual elaboramos un programa federal que será instituido en toda la Argentina. Dicho programa tiene como contenidos esenciales núcleos de aprendizaje en educación digital, programación y robótica, material pensado en base al pensamiento computacional y al desarrollo de habilidades y competencias hacedoras en las escuelas.

Desde el momento en que suspendimos las clases presenciales de forma preventiva, la plataforma Guacurarí+ no paró de crecer y de dar respuesta al sistema educativo de la Provincia.  Tal ha sido el grado de satisfacción de los usuarios que nuestra plataforma llegó a estar entre las 10 aplicaciones educativas más descargadas en el mundo. Con esto se demuestra que estamos listos para enfrentar cualquier desafío, por más grave que sea, y para hacerle frente a los más apremiantes.

Siendo la Educación, la Ciencia y la Tecnología, políticas de Estado que aseguran el acceso a empleos de mayor valor agregado, concretamos el proyecto para la fabricación de nano sensores IOT, el primero de estas características en Argentina, que permitirá nuevas aplicaciones y será la base de emprendimientos en las áreas de la educación, la innovación, la robótica, las ciencias y el ambientalismo.

Nos hemos convertido en referentes nacionales en innovación educativa para lo cual elaboramos un programa federal que será instituido en toda la Argentina. Dicho programa tiene como contenidos esenciales núcleos de aprendizaje en educación digital, programación y robótica, material elaborado en base al pensamiento computacional y al desarrollo de habilidades y competencias hacedoras en las escuelas.

Desde la plataforma Guacurarí, la Escuela de Robótica y la Escuela Secundaria de Innovación incorporamos al sistema educativo de nuestra Provincia los recursos necesarios para la ejecución de los principios de la Ley de Educación Disruptiva y la extensión de las TIC a todos los niveles y modalidades. No sólo somos pioneros en educación digital sino que hemos construido e inaugurado 110 escuelas en este último año y estamos construyendo otros 50 establecimientos escolares y seguimos en obra aún en esta circunstancia excepcional.

Tomamos en su momento una acertada y oportuna decisión política de inversión en conectividad a través de la empresa provincial Marandú, lo que nos permite llegar a las escuelas de Misiones con conectividad para poder desarrollar todas estas actividades y adaptarnos a esta nueva realidad de educación a distancia y del teletrabajo.

Continuando con la implementación de las TICs en nuestra provincia, un equipo ha trabajado intensamente la visión del Ing. Carlos Rovira,  en el desarrollo de una app innovadora para celulares  a la que hemos llamado “Misiones Digital”.

Esta App nos permite comunicarnos mejor en estas épocas difíciles y además, por medio de una sencilla prueba de autoevaluación se podrá detectar si quien la usa presenta o no, síntomas compatibles con coronavirus. Asimismo, los ciudadanos podrán solicitar pases o salvoconductos desde sus dispositivos móviles, a modo de pasaporte digital.

Misiones es sinónimo de yerba mate, de selva, de tradición: hoy también es sinónimo de industria.

Tras seis años de asentamiento de bases y mejoras permanentes de infraestructura, hoy el parque Industrial Posadas se ha convertido en el Parque de la Innovación, desde donde apostamos a generar una industria misionera innovadora, de punta y con la bandera del medioambiente como un valor innegociable.

Creamos el Programa de Fortalecimiento de los Parques Industriales de Misiones que alcanza a 12 parques instalados a lo largo y a lo ancho de nuestra Provincia, con el apoyo técnico y financiero a estos espacios productivos, colaborando con acciones como loteos, mensuras, y obras de infraestructura.

Cumpliendo con la palabra empeñada desde siempre por la renovación donde la gente es el centro de sus acciones, ayudamos y acompañamos al sector olero culminando las obras del Polo Olero Posadas, garantizando infraestructura y servicios para producción de calidad de acuerdo a las exigencias de los mercados con tecnología y valor agregado.

Hemos logrado la habilitación del Puerto de Posadas, un paso necesario para su efectiva puesta en marcha. Actualmente, estamos en diferentes escenarios de negociación con operadores portuarios que califican a nivel mundial por su tradición y eficiencia para articular y negociar con navieras y agentes marítimos su puesta en marcha.

Como corresponde a nuestro espíritu solidario y a nuestra forma de afrontar las realidades, por más difíciles y complejas que sean, hemos reconvertido actividades para que los misioneros tengan salud y seguridad al alcance de la mano.

En materia de telecomunicaciones, estamos habilitando tramos del troncal de la fibra óptica proyectados, de los cuales culminaremos 200 kilómetros, lo que nos permitirá alcanzar los 1200 kilómetros de fibra óptica.

Se realizó una inversión importante en equipamiento electrónico para aumentar la capacidad de la red actual. La red propia de fibra óptica provincial permitió tener un plan de conectividad escolar que, una vez salvada la emergencia de este tiempo, quedarán todas las escuelas de la Provincia con Internet al igual que los hospitales y otras dependencias.

Invirtiendo fuerte en telecomunicaciones, Misiones una vez más muestra el camino de una decisión política con impronta igualitaria y con capacidad de anticipación.

En una visión de una política de descentralización y promoviendo nuestra autonomía informática, tomamos la decisión de incorporar la Red Capricornio a la Provincia de Misiones y a otras provincias del NEA NOA. Lo que permitió que en momentos como los actuales donde se han superado los estándares normales en el uso de Internet en todo el mundo, nuestra Provincia no haya tenido dificultades en la conectividad, lo que permite que en el día de hoy pueda comunicarme con Ustedes, los diputados provinciales y todo el pueblo Misionero.

Ya he dicho que los misioneros nos adelantamos con innovación y tecnología a esta situación que en todo el mundo ha obligado a repensar las costumbres y la forma de vivir nuestras vidas. Nosotros lo hicimos con la educación, lo hicimos desde el fortalecimiento sanitario, y lo hemos hecho dese la cultura.

Quiero agradecer al Presidente de la Cámara de Representantes Ing. Carlos E. Rovira y a los Diputados Provinciales por la sanción de Ley VI Nº 224 de Creación del Centro Educativo en Ciencias de la Tierra y el Espacio, integrado por el Observatorio entre otras instalaciones, que además declara de interés público a los conocimientos científicos y tecnológicos así como un derecho personal y social el acceso de los misioneros a los mismos.

Entendemos que “La Cultura es el elemento transformador de la sociedad”, y en consecuencia en una inédita acción en el plano provincial, fue recientemente creada la Secretaría de Estado de Cultura.

El Programa de Revalorización de la Identidad Misionera continuará hasta lograr que cada uno de los 76 municipios tenga sus símbolos y canciones oficiales si así lo desean. Hemos creado la Dirección Registral de la Propiedad Intelectual para defender los derechos de los inventores misioneros.

Hemos lanzado el programa “La Cultura está en la Calle”. Trabajamos también en el fortalecimiento de las bibliotecas populares.

Mientras estamos inmersos en una pandemia, redoblamos nuestros esfuerzos para velar por la protección de los trabajadores. Hoy vivimos un contexto diferente, que requiere extremar la atención y el cuidado de la salud de ellos.

Trabajamos para garantizar un ambiente laboral sano y apto a los desafíos que impone el mundo hoy. Por eso apoyamos a las empresas que deseen promover el teletrabajo.

Una de nuestras principales banderas de gestión es “Trabajo Infantil Cero”. Estamos decididos a terminar con esta práctica. Seremos implacables ante circunstancias que vulneren los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, en nuestra agenda tiene prioridad la problemática de género, impulsando capacitaciones en el marco de la Ley Micaela, promoviendo la participación de referentes en acciones interinstitucionales desarrolladas en los últimos años.

Trabajamos para vivir en una sociedad en la que todos podamos sentirnos ciudadanos activos, participativos y responsables de nuestros derechos.

Afianzamos los lazos del trabajo colectivo e intercultural que fraternamente llevamos adelante en 32 municipios de nuestra provincia, procurando la acción integrada con sus instituciones municipales, en donde se asientan nuestras comunidades guaraníes. Entendemos que son protagonistas políticos de un destino común y que es nuestro deber el garantizar cada uno de sus derechos.

Por esto continuamos extendiendo y sosteniendo los recursos necesarios para el acceso a la vivienda de cada familia, la distribución de los insumos necesarios para el desarrollo de producciones de autoconsumo comunitario, la procuración del acceso a la titularidad de sus territorios, las gestiones para el acceso del cien por cien de las comunidades al agua potable que al día de la fecha alcanza más del 87% del total de la población.

En el ámbito de la seguridad, destacamos el incansable trabajo de nuestra Policía, que desde un primer momento, e incluso antes del decreto de aislamiento obligatorio, se puso en la primera línea de contención -junto a los agentes de salud- para contrarrestar la propagación del virus con un trabajo territorial integrado en los 76 municipios.

Aprovecho esta oportunidad para anunciar una ayuda extraordinaria de un bono de 5 mil pesos para el personal policial que se abonará en dos partes 2.500 pesos el 15 de mayo y 2500 pesos el día 17 del mes de junio.

Compartimos números que son contundentes: en los últimos cuatro años y en lo que va de este 2020, sólo la Policía de Misiones secuestró más de 75 mil kilos de marihuana, en procedimientos históricos que ubican a la fuerza como ejemplo a nivel país en la lucha contra el narcotráfico.

Al delito también lo combatimos desde el monitoreo con cámaras de seguridad. Creamos 16 divisiones de video-vigilancia con 700 dispositivos en toda la Provincia. Estamos profesionalizando la formación académica de más de 1.100 efectivos, tanto de la Policía como del Servicio Penitenciario Provincial. Apostamos al futuro y a la modernización de nuestro personal, un cambio de paradigma que nos ubica a la vanguardia en la formación a nivel país.

En materia energética, vamos a trabajar en una reconversión gradual y planificada de la matriz, la cual tendrá una mayor participación de energías limpias de fuentes renovables. Esto nos permitirá tener un sistema sustentable, resiliente y diversificado, que pueda proveer energía de acuerdo a los requerimientos de la Provincia.

Además, seguiremos insistiendo en nuestro reclamo al Estado Nacional por una justa y oportuna liquidación de las regalías de Yacyretá. Es un logro histórico.

En materia de biocombustibles, he instruido al Secretario de Energía de la provincia para que trabaje con el Ministerio del Agro y de la Producción y desarrollar un Plan de Biocombustibles. Debemos avanzar en la industrialización del mismo de origen vegetal bajando nuestra dependencia del combustible fósil.

Enfrentamos el desafío de desarrollar una política habitacional para el 40% de la población menor de 18 años, teniendo en cuenta un elevado porcentaje de población rural, pueblos originarios y familias viviendo en situación de informalidad en áreas urbanas y rurales.

La anterior administración nacional disminuyó sensiblemente los recursos federales destinados para la Vivienda Social, lo que ha provocado la pérdida de miles de puestos de trabajo directo e indirecto y el grave deterioro de las economías regionales por la desaparición del efecto movilizador del sector.

Atentos a la difícil situación que atravesamos anuncio un plan de viviendas de madera que tendrá como finalidad reactivar pequeños aserraderos y cooperativas. De manera inmediata entregamos más de 100 soluciones habitacionales rápidas para nuestras familias más necesitadas, tanto en el área urbana como también rural. En la misma línea anunciamos otras 500 adicionales para afrontar la contingencia y acompañar también a la fábrica industrial de casas de madera. Estamos seguros que superados los difíciles momentos que vivimos, la inversión realizada dará sus frutos, a la industria forestal y a la comunidad misionera.

En el marco de esta situación sin precedentes, acentuaremos los esfuerzos en dos directrices con objetivos muy claros:

Profundizar las acciones para que la Nación reintegre en forma ajustada por inflación los recursos que el Gobierno Provincial adelantó para sostener el avance de las obras

Reformular los programas para

  1. a) Acentuar la atención de familias que menos tienen
  2. b) Generar proyectos con alta generación de mano de obra
  3. c) Concluir con la mayor celeridad los programas en cursos de ejecución
  4. d) Desarrollar y montar un panel de bioseguridad contra el Coronavirus, para todos los ingresos a establecimientos y dependencias públicas
  5. e) Dar mayor intervención a los Municipios para la co-ejecución de los Programas.

Promovemos una política habitacional a partir del concepto de “Lote con Servicio”, que resuelve prioritariamente los siguientes aspectos:

  • Acceso a la tierra
  • Acceso a los servicios públicos.
  • Mejor acceso, a la educación, salud, seguridad y justicia.
  • Acceso al título de Propiedad.

Entregaremos, entre obras iniciadas y a iniciar, un total de casi 19.000 soluciones habitacionales. Entendemos que el agua es fundamental para la vida. Las ciudades y los pueblos sin agua son más propensos a enfrentar problemas sanitarios.  Por tal motivo, estamos en proceso de finalización de la primera etapa del Plan Maestro de Agua Potable. Realizamos 40 obras de abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento que dieron soluciones a una población del orden de los 13500 misioneros.

Uno de los sectores más castigados por la pandemia ha sido sin dudas el Turismo, del que dependen 24.000 familias misioneras de manera directa. Por ello, nos ocupamos desde el minuto cero, en escuchar las problemáticas más urgentes del sector para así poder dar soporte a la actividad con estrategias conjuntas y haciendo escuchar nuestra posición ante la Nación.

La gente va a continuar viajando, buscando nuevas aventuras, disfrutando las maravillas que tenemos para ofrecer, deleitándose ante nuestra variada oferta gastronómica, seguirá buscando esos lugares singulares fruto de la naturaleza o la cultura.

Nos vamos a posicionar como un destino seguro, sin riesgo sanitario. Debemos mostrar nuestras fortalezas en materia de prevención, preparación ante la emergencia y capacidad de respuesta en casos de enfermedad. De hecho, ya está confeccionado, el protocolo sanitario para el turismo misionero.

Llevamos adelante una política pública prudente en el manejo de las finanzas en base a un presupuesto equilibrado que permitió el desendeudamiento. Siempre con la premisa de que la austeridad no sólo debe estar presente en los momentos de crisis. La menor carga financiera que generó la política de desendeudamiento es la que hoy nos brinda fortaleza donde “los hechos dan fe a las palabras”.

Contamos con autonomía financiera que nos permitió llevar adelante medidas anti-cíclicas para contrarrestar los efectos de la cuarentena obligatoria.  Por tal motivo, sin descuidar la salud apostamos al desarrollo de la economía. En un sistema binario que nos permita en forma paulatina y segura volver  a la producción y al crecimiento de nuestra Provincia.

Quiero agradecerle a Usted, Señor Presidente de esta Honorable Cámara, las gestiones que vino llevando adelante desde su tiempo como Gobernador de la Provincia en relación a una política de desendeudamiento que se vió acompañada en este último tiempo con la aprobación por parte de esta Honorable Cámara de Representantes de la cancelación por compensación de la deuda histórica hacia el Estado Nacional por más de $3 mil millones.  Se trata de una deuda  con más de 20 años de existencia que fuera contraída en la década de los ´90  por el Estado Provincial con entidades financieras y que en el proceso de emergencia económica del año 2002 fuera asumida por el Estado Nacional.  Gracias a esta diligencia, la Deuda Pública de la Provincia de Misiones se redujo en un 40%. Este convenio consolida el fuerte proceso de desendeudamiento de la Provincia de Misiones de los últimos 17 años, situación en que la Deuda Pública representaba más de 200% del Presupuesto Anual provincial, cuando hoy no supera el 8%.

Hice al Presidente de la Nación el reclamo de $3,000 millones de la deuda que el Estado Nacional tiene con la Provincia en conceptos de garantía salarial docente, planes de vivienda y caja previsional. A principios de este año presentamos a la Nación el reconocimiento de una Asignación Extraordinaria de Carácter Compensatorio por $126 mil millones, que venga a reconocer los históricos servicios ambientales que prestamos al representar el 52% de la biodiversidad del país, así como a compensar las asimetrías e injusticias que sufrimos los misioneros que van desde la falta de conexión a la red de gas natural, el costo logístico excesivo, el mayor costo en los combustibles líquidos, la injusta asignación de la coparticipación de impuestos federales, el no traspaso a la Nación de nuestra caja previsional, las demoras en la liquidación de regalías hidroeléctricas y la pérdida de la renta agrícola por el suelo que en lugar de destinar a la producción destinamos a la preservación.

Seguiremos reclamando y gestionando siempre apelando a la respuesta por parte de la nación a recursos que son de todos los misioneros y se transformarán en inversiones, escuelas, rutas, hospitales, programas de viviendas, apoyo a emprendedores y agricultores.

Ha quedado demostrado que el aislamiento,  las medidas de higiene y seguridad  es lo más eficiente para enfrentar la pandemia.

Ahí me detengo a pedirle a los misioneros a continuar acompañando estos nuevos tiempos, dónde la responsabilidad social y comunitaria es el mejor gesto de solidaridad y de compromiso con la vida.

Estamos ante una enfermedad que va justamente en contra de la naturaleza social del ser humano. Nos exige estar en soledad, aislados, y con pocos vínculos directos para transmitir nuestros estados de ánimo, pero sabiendo también que hoy por hoy la ciencia no ha encontrado el remedio que la cure ni la vacuna que nos proteja. Entonces queda en mano de nuestra responsabilidad seguir ganando tiempo para que la respuesta pueda ser más eficiente, oportuna y segura.

Desde nuestra Provincia proponemos ir camino a una inmunidad colectiva, esto es un sistema vertical que permita ir incorporando a los jóvenes en el sistema productivo en una modalidad binaria que cuide la salud pero también reactive el aparato económico.

Diseñamos con nuestro equipo de crisis, en este tiempo de aislamiento focalizando una salida gradual en actividades de apertura del área  económica, manteniendo las medidas de apoyo y alivio financiero, con protocolos sanitarios estrictos. Esto dejará de ser una excepción para convertirse en una regla.

Otros países ni siquiera han aislado a sus habitantes. Nosotros nos hemos adelantado a promover un aislamiento voluntario incluso antes que el gobierno nacional decretara el aislamiento social obligatorio. Fieles a nuestro compromiso con la salud, y leales a nuestra tradición solidaria y luchadora, hoy cumplimos, cuidando la salud del otro, acatando responsablemente el aislamiento en nuestros hogares.

Es importante entender el momento que vivimos. Tenemos que ser conscientes de que estamos ante una situación única, un contexto que el mundo no vive desde hace mucho tiempo. Este es el tiempo más difícil de la humanidad de los últimos 70 años: desde que terminó la Segunda Guerra Mundial.

De esta crisis nos vamos a levantar rápido porque nos venimos preparando con inversión, con capacitación, con conocimiento y con estudio. Es un logro de todos los misioneros, y por eso necesitamos que cada uno de nosotros sigamos juntos a la distancia resistiendo y proyectándonos hacia el futuro.

Tenemos que sostener nuestra política binaria, nuestra forma de ver el mundo: los dos puños que nos van a ayudar a afrontar este momento: salud y economía son nuestros dos elementos primordiales, nuestras puntas de lanza para resistir a las dificultades del presente.

Tenemos nuestro ámbito productivo que puede seguir produciendo en las chacras, que son espacios seguros.

Por eso pido un esfuerzo más, siempre hemos tenido vocación de sacrificio en los momentos más difíciles. Un esfuerzo más para que continuemos respetando el aislamiento social.

 

Necesitamos continuar por esta senda para ayudar a los que están en riesgo, para cuidar al otro. Nuestro sistema de salud está preparado para afrontar este desafío, pero sabemos que no alcanzará si no nos mantenemos en nuestras casas.

Tenemos con qué cuidar a los trabajadores de la salud, que son los que nos defienden en la línea de batalla. Tenemos qué cuidar a nuestros mayores que son los que preservan nuestras costumbres, los que nos dan su sabiduría. Tenemos con qué cuidar la tierra, que es nuestro lugar y a la vez el hogar de nuestras riquezas. Estamos marcando un camino único, demostrando que la salida es con salud, educación y ecología. Tenemos con qué, porque somos una provincia de tradición luchadora. Y vamos a honrar esa tradición, haciéndonos gigantes en la adversidad.

Les pido un esfuerzo más para seguir cuidándonos, seguir creciendo ahí donde las cosas se hacen cuesta arriba. Seguir sosteniéndonos en nuestras costumbres, aunque hoy tengamos que posponer muchas de ellas. Sigamos apoyándonos el uno en el otro, misionero con misionero, para fortalecernos ahí donde parece que todo se derrumba. Venimos de mucho de años de innovación, de desarrollo, de fortalecimiento de una cultura que está demostrando seguir un camino único en el mundo. Vamos a seguir por ese camino. Feliz día del trabajador!  Muchas Gracias!