A raíz de la pandemia de Covid-19, las restricciones que se dispusieron en marco de la cuarentena en todo el país, y asimismo en el exterior, generaron falta de stock en comercios de diversos rubros por demoras en la distribución o inconvenientes en la producción, ya sea debido al cierre de fronteras o cese de actividades en algunas fábricas.


Misiones Online realizó una recorrida por los diferentes locales de la Capital provincial, principalmente aquellos abocados al rubro de los muebles, electrodomésticos, repuestos de vehículos y artículos de bazar, cuyos vendedores manifestaron problemas con el abastecimiento, demoras de hasta un mes y también un aumento de precios que va desde un tres hasta el 30%.

 


Efecto pandemia: comerciantes de diversos rubros experimentan demoras y falta de stock

 

Sergio Raimondi, desde Bulonera Posadas, señaló que en su caso particular no hubo mayores problemas con el stock ya que afortunadamente contaban con un amplio abanico de artículos desde antes de la cuarentena. No obstante, sostuvo que sí experimentan problemas con los tiempos de entrega de pedidos.

 

La mercadería que viene desde Buenos Aires a veces tarda una semana o dos en llegar. Ahora tenemos más demoras, antes lo normal era de entre cuatro y cinco días. Hubo demanda de todo, desde herramientas eléctricas hasta elementos que se utilizan en el campo. Por suerte estamos trabajando bien”, manifestó.

 

falta de stock


Desde Cetrogar, el gerente comercial Néstor Cabrera indicó que registraron recortes en la mercadería a causa de problemas en el transporte, ya que según explicó en muchos casos utilizan, además de los medios propios, a empresas tercerizadas. “Ahora la Provincia está habilitando el ingreso de mercaderías de otras ciudades y estamos accediendo a más”, dijo.

 

Precisó que durante los meses donde hubo mayores restricciones, debieron mantenerse con el stock disponible en las dos sucursales que hay en Posadas y en el depósito interno que también está ubicado dentro de la ciudad. “Los precios siempre varían. Tenemos una buena financiación y estamos trabajando bien, mejorando las ofertas”, acotó.

 

Con respecto a los productos donde más se reflejó la escasez, apuntó al rubro tecnología: “Hay mucha mercadería que es importada, por lo que el desabastecimiento fue general. Lo distribuyen desde Buenos Aires pero en su mayoría son fabricados en el sur del país, en Tierra del Fuego”, mencionó.

 

falta de stock


Gustavo Cardozo, desde Vicar Muebles, aseguró que durante mucho tiempo tuvo que trabajar únicamente con el stock que ya tenía desde antes de la cuarentena. “La reposición fue bastante complicada y recién ahora se está normalizando. Algunas fábricas trabajan normalmente pero otras se van cayendo”, afirmó en diálogo con este medio.

 

Indicó que por ejemplo en el caso de los muebles tapizados, para los cuales es necesario solicitarlos con tiempo anticipado, el hecho de que haya mayores demoras produjo que no tomaran más pedidos“No podemos tomar pedidos especiales de colores o modelos porque no sabemos si nos van a cumplir. La demora es bastante”, señaló.

 

Con respecto a la colchonería, explicó que hace unas semanas atrás comenzó a normalizarse el abastecimiento, hecho que no sucede con los artículos de electrónica, tal como manifestaban anteriores comerciantes. “El rubro hogar es lo más complicado. Televisiones, celulares y lavarropas automáticos los estamos recibiendo recién ahora ya que uno de los mayores fabricantes, de Córdoba, normalizó su trabajo esta semana”, sostuvo.

 

Consultado por los precios, indicó que en el caso de los muebles hubo un incremento del 12% en la última semana. “Nos sorprendió porque ya habíamos tenido un aumento del 8% hace veinte días. Todo está atado al dólar, pero creo que cuando se libere un poco más habrá otro aumento importante”, anticipó.

 

falta de stock


Elba Espinoza, propietaria de DormiCentro Colchones, expresó que no experimentaron tantos problemas en cuanto a las demoras, pero sí faltante de mercaderías. “En Buenos Aires volvieron a la fase 1 y las fábricas, que son mayoritariamente de allá, cerraron. Hay poca variación en los precios, acomodos quizá, pero no hubo aumentos en general”, precisó.

 

falta de stock


Desde Ernesto Niveyro S.A., donde se abocan a la venta de productos de ferretería, materiales eléctricos y equipamiento de seguridad industrial, su gerente Fernando Petry afirmó que el balance de las ventas en este último tiempo fue positivo. “Estamos vendiendo más y hay mayor movimiento ahora que antes de la pandemia”, aseguró.

 

Contó que la gente, al no poder salir de vacaciones, elige invertir en arreglos de la casa y construcción, lo que se vio reflejado en las buenas ventas que tuvieron con elementos como ropa y calzado para seguridad personal, recarga de matafuegos y asimismo compra de equipos nuevos.

 

Siempre tratamos de tener buen stock, pero ahora se está complicando un poco con la llegada de la mercadería a raíz de los problemas que hay en Buenos Aires: antes hacían cinco viajes por semana y hoy son tres. También traemos productos desde Brasil y Paraguay, por lo que hay problemas en reposición ya que lo que viene desde afuera entra vía Buenos Aires”, explicó.

 

Sobre el aumento de precios sostuvo que, desde comienzos de la cuarentena hasta la actualidad, se suscitaron al menos tres de ellos en el rubro. “Es más o menos entre el 10 y el 15%”, acotó.

 

falta de stock



Elisa Svancara, desde Holz Autopartes, mencionó que desde el rubro de las autopartes también se registraron demoras a causa de las complicaciones suscitadas principalmente en Buenos Aires, así como faltante de mercadería. Pese a ello, aseguró que las ventas son buenas y reciben a otros proveedores como ser de Córdoba o Santa Fe.

 

Nos ayudó mucho el cierre de las fronteras y el consumo interno. La gente no viaja y el dinero se está volcando a la economía local. Es muy importante sobretodo teniendo en cuenta la situación que estamos atravesando. Eso se vio reflejado en los precios también que se están actualizando permanentemente, subiendo hasta un 30%”, manifestó.

 

Respecto a aquellos productos que están en falta, apuntó principalmente a los de origen exterior. “También hay productos de fabricación nacional, como por ejemplo las baterías, pero ahora resulta que no hay muchos amperajes y me imagino que será porque dependen de materia prima importada”, añadió.

 

falta de stock


Rubén Derfler, propietario de la mueblería Casa, sostuvo que al principio de la cuarentena pudieron cumplir con las demandas solicitadas debido a que ya contaban con buen stock disponible y además son productores, pero poco después notaron dificultades en la reposición de los productos.

 

Fue complicado conseguir todos los insumos necesarios, por lo que con el tiempo se nos fue demorando un poco la producción hasta ahora. Por suerte buscamos alternativas, pero a los proveedores que son de Buenos Aires les cuesta mucho hacer envíos y tienen restricciones mucho más grandes”, explicó.

 

A raíz de ello, señaló que se volcaron a buscar proveedores en Córdoba o Santa Fe ya que “la reposición podía hacerse de manera más ágil”. Las demoras, precisó, ronda entre los 30 y 40 días aproximadamente desde que encargan un mueble hasta que ingresa a la etapa de producción.

 

“Todos los productos que manejamos están cotizados en dólares, pero no tuvimos un incremento muy grande sino de entre un tres y cuatro por ciento. Los elementos son los que cuesta conseguir: a veces pedís 10 rollos y te envían dos, están escatimando pero no sé si lo es por falta o porque no se sienten seguros de las entregas”, alegó.

 

falta de stock


Desde Renault Sur Repuestos, Hugo Espínola expresó que experimentaron demoras en la llegada de los transportes con mercaderías. Según precisó, antes había demoras de dos días o eran de un día para el otro, pero ahora se complicó. “El transporte va desde Córdoba hacia Buenos Aires primero y ahora vienen solo dos veces por semana”, dijo.

 

Las fábricas que los proveen están trabajando al 50% y afirmó que todo lo que se está vendiendo actualmente corresponde a mercadería que ya tenían en stock. “Hay muchas cosas que van a faltar dentro de poco si es que no se vuelve a la normalidad como rulemanes, bulbos, tapas de termostato, de vasos recuperadores y todo aquello de industria nacional”, aseveró.

 

En lo que respecta a los precios, manifestó que si bien el valor de sus productos están basados en cuanto al dólar, no registraron aumentos por sobre un tres por ciento.

 

falta de stock


Marta Schaerer, dueña de Deco Bazar, aseguró que gracias al cierre de las fronteras el rubro se ha visto beneficiado. “Estamos trabajando muy bien, pero también a causa de ello nos quedamos sin stock. La reposición es muy lenta: las mercaderías salen desde Buenos Aires pero los transportes están saturados con la carga diaria”, mencionó.

 

Pese a la difícil situación actual, celebró poder continuar trabajando y aseguró que se trata de algo “privilegiado en este contexto”. “En mi caso traté de mantener las mejores condiciones de ventas, no me aproveché de la situación como muchos que caen en eso, pero a mí me parece contraproducente”, aseguró.

 

Explicó que las demoras dependen de cada proveedor“Hay algunos a los cuales les haces el pedido y dentro de los 10 días ya lo tenes, pero en otros casos ellos también tiene problemas con la renovación del stock y se vuelve más lento”, sostuvo.

 

falta de stock


Desde Posadas Suspensión, Miguel Cantero contó que en la venta de amortiguadores y elementos del tren delantero, los productos provienen desde Córdoba y, desde inicios de la cuarentena, en lugar de realizar el trayecto directo hasta Misiones, los transportes deben pasar primero por Buenos Aires.

 

“Eso nos genera una semana más de atraso con las mercaderías. Las empresas distribuidoras solo están trabajando entre el 20 y 30% de su capacidad, por lo que la cantidad de los pedidos son la mitad de los que eran antes”, afirmó. Respecto a los precios, manifestó que no llegan al 10%.

 

falta de stock


AV